domingo, 26 de marzo de 2017

Pensamos. Somos conscientes de la soledad, aquella que mitiga esa idea de utopía, de realidad idealista donde eso llamado felicidad brota del aire y nos inunda, nos llena, nos extasia  (andá a saber si está bien dicho así).

Acá nos vemos, nos encontramos a nosotros mismos queriendo ser otros, queriendo encontrar a otros con el fin de 'mejorarlos'. Nos encontramos a nosotros mismos en la peor faceta, aquella que ignoramos, que descartamos, de la que verdaderamente sólo huimos.

Lindo es dejar de considerar a las lágrimas como signos de tristeza, son simples móviles de sentimientos. Sólo derrapan de nuestros ojos queriendo exponernos,  vaciarnos al fin.

Una vez más, acá estoy. Sola. Queriendosiempre más eternidad.

viernes, 10 de febrero de 2017

Por un momento me sentí teniendo 7,8,10...15 años tal vez. Sentí esa alegría mezclada con tristeza donde desde la inocencia sólo sentía abandono u olvido. Por un momento sentí todas esas sensaciones de vuelta, ese remolino de emociones tan vertiginoso al que sé que jamás voy a volver.
La diferencia es que sentí esa debilidad con 20 años y la capacidad de enfrentarme a ese pasado que sentía revivir en un presente diferente. Sentí la impotencia en mis palabras, el rencor y el 'ya no me interesa' traducido en reclamos repetitivos,  traducido en palabras que quisieron decirse en el pasado.

No. Claramente no hay esperanza de un cambio en ciertas personas. El cambio está pasando, está pasando en mí. Y esa es mi pequeña victoria.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Recordas ese recorrido de besos en el cuello donde el fin no era más que el comienzo? Recordas esos besos dormidos que me dabas cuando te ibas o cuando me despertabas a la madrugada? Esas pequeñas cosas reavivan la eterna sensación de amor que voy a tenerte a vos. Ese cuidado, esa sensación de fragilidad que seguramente yo emanaba para crearte ese rol de protección que procurabas sobre mi.
El no saber qué sentir o qué es lo que siento me desorienta en demasía. Porque ante recuerdos lindos,  siempre hay feos que me revuelven la cabeza, las emociones. Las noches que me acostaba al lado tuyo, pero no querías que este encima, ese llanto mudo y estúpido de mi parte, el no querer darme besos ni qur te abrace recién levantado  (y que me costó comprender porque yo me hubiera levantado feliz con tu sonrisa y tus abrazos) y nada, la culpa de acciones, el silencio por miedo a equivocarme, el ceder esperando la paz y el desenlace que es hoy.
Yo te deseo felicidad, por sobre todo, porque sos una persona INcomparable y te mereces todo lo que te propongas.
Nosotros. Nosotros quedamos en manos del destino. Y nada, espero música oír de tu voz en cada recuerdo y anda a saber, en el futuro, donde todos tendrán ese placer, espero tenerlo yo también .

Esto no es para que leas, dudo en sí que lo hagas, o respondas. Es mi propio descargo de lo que siento hoy. Un blog sólo describe que sentimos o que creemos sentir en un momento determinado de la vida. Uno como éste.

viernes, 23 de diciembre de 2016

El amor sólo espera sonrisas de compañía, sólo se imagina tu presencia en mil recuerdos, en mil escenas que ahora se archivan.
Amor en tiempos del hoy.
La extrañeza al partir. El recurrir al mensaje, a la inmediatez. El sentirse extraviados en un mundo de conexiones donde sólo esperamos la nuestra, otra vez.
Nos permitimos, me permito vivir sintiendo, sólo imaginando tu sonrisa sin tenerla conmigo. Sé que la tengo, sé el riesgo pero conozco el amor.

No nos equivocamos de personas, nos elegimos de entre montones para confiar. Y crecimos; porque una vez que sentimos amor,éste no desaparece nunca, éste es eterno.

Perdón. Pero yo confío.

martes, 8 de noviembre de 2016

Fran

Ya no sos sólo vos. Son todos. Siempre hubo un todos acompañandote, nadie te va a soltar la mano.

Y es difícil ponerse a recordar sin querer llorar entre las risas, sin querer exigirle a los recuerdos que te traigan de vuelta y nos regales una risa, unas ganas de torta de fruta, una trepada araña.

Es difícil crecer. Difícil crecer sin un hermano compañero de aventuras y charlas cómplices que estaba destinado a perdurar la eternidad conmigo. Difícil es crecer, sentir esos años y ver tus fotos, ver esas ganas de explotar la juventud intactas en vos. Y sólo tengo 20, pero vos ya tendrías 22 siendo todo un tipo más maduro, no?

Me duele el alma. Siempre me va a doler el alma, pero siempre va a estar pintada por las emociones que la vida nos dejó compartir juntos.
Yo sólo sé que no estoy viva para lamentarme, sino para disfrutar cada segundo y disfrutarte a vos, a tus recuerdos llenos de infancia, a todos esos mismos segundos que aprovechamos.

Siempre siempre te voy a extrañar, tenerte todos los días presente. Infinidades te quiero Fran, una vez más en mis pensamientos, Feliz cumple

lunes, 3 de octubre de 2016


A pesar de las nubes, tu amor sigue intacto. Reconociendo las caídas, los sueños de eternidad siguen siendo infinitos.
Ese abismo que nos separa se reduce con cada beso, con cada abrazo que remite a esa eternidad ensoñadora, nada utópica, de vivir.
Ante tus acciones, mis elecciones y la vida. ¿Qué mejor elección que la de ser feliz?
En la espera del fin, de un fin que sólo trae comienzos sólo nos priorizo al amor, a la paz y a esas sonrisas hermosas que se estancan en cada uno de mis pensamientos.


martes, 20 de septiembre de 2016

Mirando a la Luna, mirando hacia atrás. No hay recuerdo del olvido.
Tu sonrisa sí existe, el reflejo de tu mundo se estampa en mí. Vos no sos olvido. Vos sos siempre más futuro.
Te extraño Fran, siempre más. Sintiendo la distancia que nos aleja ya,  sólo busco recuperar nuestras risas y atesorarlas, como hago con nuestros recuerdos.
Y sí,  sí pude ser feliz. Gracias

13/septiembre.